San Borondón, la legendaria octava isla canaria

Uno de los misterios más grandes que rodean el archipiélago de las Islas Canarias, es aquel que tiene que ver con la octava isla canaria, San Borondón. Pero…¿las Islas Canarias no son siete? Sí, pero en multitud de ocasiones aparece en el horizonte la silueta de una misteriosa isla que desaparece sin que nadie se explique todavía el cómo ni el porqué.

Ojo, porque no es una leyenda o una fabulación que los canarios hayan ido pasando de fotos caseras generación en generación. Esta isla o islote está tan perfectamente documentada, que Juan Abreu Galindo le asignó sus propias coordenadas. Y no es el único que ha visto este lugar, ya que tanto Pizzigano en el siglo XIV como Toscanelli en el XV la dibujaron en sus mapas. Incluso, hay marinos como el portugués Pedro Vello, que no solo afirman haberla fotos jovencitas visto con sus propios ojos, sino que además desembarco en este lugar para explorarlo.

Tanta fama adquirió esta historia, que multitud de marineros se aventuraron en su búsqueda sin obtener los resultados que tanto deseaban e incluso la propia Monarquía española envió a uno de sus hombres a investigar tan extraño suceso.

San Borondón

¿Por qué se le dio el nombre de San Borondón?

Esta isla fue bautizada con este nombre en honor de San Borondón, un santo irlandés del siglo VI de nuestra era que rebautizado así en las islas Canarias (realmente se llamaba San Brandán, Brend, que según cuentan las crónicas sobre su fotos maduras vida escritas entre los siglos IX al XII, navegó por el Océano Atlántico durante siete largos años, acompañados de catorce monjes. ¿Qué hacía este monje tan lejos de su hogar? Parece ser, según las fuentes existentes, que dejó su Irlanda natal para salir en la búsqueda de la isla del Paraíso.

¿Cómo se sabe que San Borondón pasó por las Islas Canarias? Realmente no se sabe, ya que no hay ninguna información que lo respalde. Lo que si se tiene documentada, es la presencia en el archipiélago de un nombre al que conocían con el nombre de Brandano. ¿Es el mismo hombre? Puede que sí o que tan solo se trate de una curiosa coincidencia, pero lo cierto es que muchos creen que este Brandano es San Brandán.

Sea este o no el mismo hombre, esta isla videos xxx incesto fue bautizada con su nombre, porque este santo afirmó que por culpa del mal tiempo, se vio obligado en una isla, que el calificó como isla-pez ya que parecía moverse de la misma manera que estos animales.

La historia más reciente de la isla de San Borondón

No solo tenemos documentación medieval que acredita de alguna manera la existencia de esta singular isla. A finales de los años cincuenta del siglo pasado, el periódico fotos de lesbianas ABC publicó una fotografía en la que se podía ver a lo lejos su silueta, acompañada por un llamativo titular en el que se decía que San Borondón había sido fotografiada por primera vez.

Una fotografía, a la que acompañaba un fantástico reportaje de Luis Diego Cuscoy, los cuales devolvieron a la memoria de los canarios una historia que había permanecido enterrada durante siglos. Y no fue el único documento gráfico que se conserva, ya que también se consiguieron capar imágenes suyas en cintas de vídeo.

A pesar de estos indicios, no tan fácilmente manipulables como ahora, muchos siguen sin fotosporno.tv creen que San Borondón sea algo más que una simple leyenda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *